PANTXIKA SAINT MARTIN

Vive y trabaja en París.

Después de haber estudiado historia del arte y debutado en una agencia de publicidad, decide finalmente compartir su tiempo entre prensa artística y cerámica, manera para ella de conciliar su necesidad de imágenes y de formas, de nutrir el uno con el otro, de conjugar el ejercicio de mirada y la práctica.

Con sus dibujos de lámparas para Les Migrateurs en 1996 (lámparas Sevilla y Barcelona con pies en madera de haya), firma sus primeros objetos de interior. Experimenta entonces su gusto por las artes aplicadas, y rápidamente encuentra su verdadero elemento: el modelaje. La loza, su masa suave, su plasticidad, parece ser el material perfecto, capaz de producir formas actuales sin negar la tradición. Con buenas referencias en el ojo y entre los dedos : diseño escandinavo, alfarería de Cazeaux (Biarritz años 50) para una mujer joven y moderna que aprecia el estilo y que con razón permanece ligada a su querido País Basco, tierra prendida de elegancia.

La « Family Drop », editada en 2003 por SPIRIT en porcelana de Limoges, testimonia la continuidad de sus preocupaciones. Héritier des Germes, Grain et Goutte que llevan diez años produciéndose, destinados a la mesa –salero y pimentero, azucarero, jarras…- mostran una redondez depurada, una superficie lisa que nos invita a tocar y que convierte esos objetos útiles en piezas artísticas y dan a los interiores un cierto « touch of class ».

Desde el 2011, comparte su taller con Paule Fattacioli, trabaja el gres y la porcelana, y ha empezado a trabajar el torneado y el moldeo para editar un nuevo jarro de porcelana blanca: « Ma Poulette ».