Serie “Entre mar y luz”

Amo el océano, su fuerza, su extensión,
su inmensidad, su proximidad, sus humores,
su energía, su despliegue, sus colores,
sus luces, sus tierras, sus inspiraciones,
sus texturas, sus variaciones,
sus movimientos, sus materias,
su creación, sus olores, su brillo,
su majestad, su soledad, su misterio…
su magia
Amo el mar.”

Son unos de los temas que estuve recogiendo entre el 2011 y el 2014 cuando me instalé en Saint-Briac en Bretaña.
Naturalmente es allí que la artista encuentra su inspiración. Con esa búsqueda nació la serie “Lumière de Mer” (luces de mar). Hicieron falta horas de paciencia contando con los caprichos del cielo para dar tal sentido de vida. Pocas veces el mar conoce un color esmeralda tan violento y las nubes cuerpos y caras tan sorprendentes.
Nos detenemos ante una ola fijada por el tiempo, ofreciendo detalles cincelados como un encaje. Hasta las algas multicolores parecen salir directamente de una paleta de colores increíbles.

KRIS SERAPHIN-LANGE

“Hace falta llevar en sí-mismo un caos para dar vida a una estrella que baila”

Para esa artista, expresarse con palabras no es instintivo y teme alejarse de la verdad.  Kris Séraphin-Lange define su vocabulario a través de la fotografía que llegó a ella naturalmente como un arte lleno de vida. Lo domina con la expresión del movimiento, de los colores y de la armonía de la belleza.
Desde hace mucho tiempo, Kris cuenta y explora a través de su cuerpo.
Si su pluma es el objetivo de una cámara, su discurso es penetrante y turbio, vivo y atrevido.
Este discurso es sensible y onírico. Nos habla con emoción de la emoción.
Libanesa de educación, egipcia de nacimiento y francesa de cultura, elige en el 1990 vivir y trabajar en París.
Su trayectoria es múltiple, pero siempre centrada en la imagen.
De niña, colecciona las fotos arrancadas de las páginas de revistas.
Con 15 años, sus padres le regalan su primera cámara de foto, una Minolta X500.
Descubre así la manera de expresar sus sentimientos con sinceridad.

Diseñadora gráfica para la prensa, trabaja con revistas como Vogue, Beaux-Arts antes de dedicarse más particularmente a la fotografía realizando encargos para varias revistas francesas como Psychologies, Paris-Match, Studio magazines, pero también para la prensa internacional ; Black and White en Australia, Noun en el Líbano…
En el 1998 hace su primera exposición personal de fotografía llamada VISION FEMININ, en París.
Es el principio de una serie de exposiciones personales y colectivas en Francia y en el extranjero.
A través de su trabajo fotográfico actual, Kris trata de transmitir la belleza y la gracia íntima, que transmuta en todo un espectáculo.
Apasionada y perturbadora, Kris necesita crear con la fotografía para conocerse y reconocerse.

http://www.klange-photography.net/fr/3/about.html